sábado, 13 de febrero de 2010

LA MORALIDAD

DIFERENCIA ENTRE MORAL Y MORALIDAD
LA MORAL: es el conjunto de normas, reglas o imperativos producto de una determinada época o sociedad.
LA MORALIDAD: es la moral hecha realidad, es decir, son los actos concretos que se realizan conforme a las normas morales establecidas. La noción de moralidad responde por tanto a un conocimiento espontáneo de la diferencia entre el bien y el mal y de la posibilidad del hombre de elegir entre ambos.
FUENTES DE LA MORALIDAD
Se denominan así los diferentes elementos de la acción humana que han de medirse por la norma ética y que determinan la moralidad de la acción.
Son tres las fuentes de la moralidad: el objeto de la acción misma, el fin del acto moral y la circunstancia del acto moral.
Una acción humana será buena cuando los tres elementos lo sean y será mala cuando al menos uno de ellos choque contra los valores éticos que reflejan las normas de la moralidad.
1.- El objeto del acto moral: es la primera y fundamental fuente de la moralidad. Si el objeto es malo, el acto será siempre malo, aunque las circunstancias y el fin sean buenos "nunca está permitido hacer el mal para obtener el bien"
2.- El fin del acto moral: es lo que se propone conseguir, es la intención subjetiva que pretende el agente con la acción. Ejemplo: ayudar a alguien (objeto) para ser vistos por los demás (fin).
3.- Las circunstancias del acto moral: son aquellos aspectos accidentales del objeto o de la intención del agente, que afectan de algún modo a la bondad de la acción pero sin cambiar su sustancia. Ejemplo: el cariño con que se da la limosna. Si el acto es bueno o malo por su objeto y fin, las circunstancias acrecientan o disminuyen accidentalmente su bondad o su maldad.
FUNDAMENTO DE LA MORALIDAD
Según aristóteles, los actos moralmente buenos son los del hombre virtuoso, que aprende la virtud por la educación.
Santo Tomás elabora este punto en cuanto muestra que las virtudes se adquieren y crecen cuando el hombre es gobernado por la razón. La razón juzga que es moralmente bueno y que no lo es, gracias a un conjunto de primeros principios del orden moral que resultan espontáneamente en nuestro intelecto. Estos principios no son el resultado de un proceso de argumentación si no que se forman gracias a las virtudes naturales, es decir, a las inclinaciones a lo que es bueno para nosotros en conformidad con nuestra naturaleza por ejemplo "el principio de que hay que cuidarse del peligro para preservar la vida", "el principio de adquirir conocimientos".
En conclusión , la moralidad de nuestros actos, es la naturaleza humana dotada de la razón ya que la razón establece lo que es bueno moralmente si le conviene a la naturaleza humana considerada en su integridad y lo que es malo moralmente si no le conviene a la naturaleza humana considerada en su integridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada